Friday, October 12, 2007

In spain, today is “Spanishness Day” and there’s a big military parade in Madrid. My own view is that this is sort of thing is a relic from a previous age. But, that said, I doubt it’s going to disappear from the Spanish scene for a while. So, a few months ahead of the elections and against the background of not just nationalist advances but also isolated acts of desecration against the national flag and the monarchy, it was inevitable the right-of-centre PP party would try to use the day for political advantage. Specifically, it’s called for a lot of loyalist flag-waving around the country. And it will probably get it. Whether all this means, as some commentators allege, that Spain is more divided now than at any time since 1936, I don’t feel qualified to say. But I guess it’s easier to be pessimistic than optimistic. If concern really is widespread and growing, then the logical development would be the ousting of the left-of-centre PSOE party at next year’s general election. So, vamos a ver. Not long now. Assuming the situation doesn’t turn nastier.

The EU has said it’s looking into whether the Spanish government gave illegal tax relief to those companies which bought overseas operations such as the Abbey National, BAA and Scottish Energy, helping them to beat out competitors. The marvellous response from Madrid - surely disingenuous - is that the assistance can’t have distorted competition as all Spanish companies were entitled to it.

A BBC headline this morning is that a survey has found that British kids are not enjoying their childhood because they’re stressed by school tests, a fear of crime and consumerism. And this after 10 years of a left-of-centre government. Apart from kicking this out - which seems far from unlikely after this week’s debacles - one wonders how on earth this situation could be reversed. Can consumerism ever die? Or even go backwards? A new Puritan age?

Spain - or at least the word ‘Spanish’ - appears in the British media again this morning. But only in the context of the government-owned Post Office and the claim that workers there have called a strike because they want to keep the restrictive work measures which are called ‘Spanish practices’ in English. As condoms are called ‘French letters’. Which reminds me - A reader has asked why it’s considered racist in Britain to tell jokes about the Chinese but not about the Spanish. I have to say, firstly, I don’t know but, secondly, I’ve never heard an anti-Spanish joke.

Which, in turn, reminds me that a reader has insisted that the correct description is ‘Great Britain and Northern Ireland’. Technically true, but in everyday life everyone uses the shorthand term ‘Britain’ to include Northern Ireland. It’s a British practice.

7 comments:

moskva20 said...

I remember an interview with Enoch Powell about 30 years ago, on TV, in which a Spanish journalist queried Powell about racist attitudes in Britain towards Blacks and Asians. The journalist went on to say that - isn't it so, Mr. Powell? - racism exists because these migrants are dark skinned whereas, for example, Spaniards rarely suffer(ed) racism in the UK because they are white (no comment on this one). To which dear old Enoch (with what I took to be a slightly amused look in his eyes) answered that that might well be so, but that if there were a lot of Spaniards in the UK, racism toward them would increase in proportion to their numbers. Having said that, I freely admit that during my 10 years in Britain I never experienced anything even close to racism - well, apart from the sort of merry banter that I mentioned in a previous comment.
Moskva

moskva22 said...

What depresses me is to realise that even nowadays Spaniards continue having a huge lack of self-confidence. Now that is something that perhaps deserves delving on.
Moskva

Anonymous said...

Los 92 'vicios españoles' del correo británico

La huelga en Royal Mail ha desembocado en una guerra dialéctica. El primer ejecutivo del grupo público acusa a sus 193.000 trabajadores de prácticas laborales “españolas”.

Una disputa laboral entre la dirección y los empleados de Royal Mail, la empresa estatal que gestiona el correo en Reino Unido, ha desembocado en paros intermitentes de los trabajadores, graves distorsiones en el servicio a los clientes y en una guerra dialéctica entre el consejero delegado del grupo, Adam Crozier, y los dirigentes del principal sindicato, la Unión de Trabajadores de las Comunicaciones (CWU, según sus siglas en inglés).

En una entrevista con la emisora radiofónica de la BBC, Crozier acusó a los empleados de la CWU de vagancia y escaqueo al desempeñar sus funciones. Previamente, el secretario general del sindicato, Dave Ward, había asegurado que la dirección de Royal Mail pretender convertir en "esclavos" a sus empleados.

En su respuesta a la formación sindical, Crozier detalló algunas de las prácticas de los trabajadores que, supuestamente, merman la eficacia del servicio postal. Según el primer ejecutivo de la empresa, muchos empleados acaban sus funciones habituales dos horas antes de concluir su jornada y se niegan a realizar otras labores si no cobran un dinero extra. Crozier aseguró que en la plantilla de Royal Mail subsisten "92 prácticas españolas". Este término se asocia en Reino Unido a un incorrecto desempeño de las funciones laborales.

"Existían 1.442 prácticas españolas en Royal Mail hace unos años, pero ahora quedan 92", dijo Crozier a la BBC. Pese a esa reducción de los vicios laborales, el directivo está insatisfecho. "No se puede mantener esa situación en el mundo moderno. Son prácticas que desaparecieron en casi todas las compañías en los años setenta".

Después de estas declaraciones, el sindicato reaccionó con un comunicado de Dave Ward. "Royal Mail tiene una plantilla que trabaja duro y que es flexible. Los carteros llevan más correo del que deben, no toman descansos y utilizan sus propios coches para realizar las entregas".

La pelea ya afecta a la vida cotidiana en Reino Unido. Los paros intermitentes de los últimos días, a los que se han sumado unos 130.000 de los 193.000 empleados de Royal Mail, han dejado alrededor de doscientos millones de envíos sin entregar. Ayer se reanudó la actividad, aunque se produjeron algunos incidentes puntuales, y la CWU mantiene la convocatoria de nuevas huelgas para la próxima semana. Muchas pequeñas empresas han empezado a protestar por el efecto del conflicto en sus negocios, mientras que las firmas privadas de mensajería como DHL y TNT, que pueden competir con el correo estatal desde 2006, aumentan sus ventas.

Respaldo
El Gobierno laborista de Gordon Brown espera que se llegue a un pacto cuanto antes, aunque respalda claramente a la dirección de Royal Mail. En una conferencia de prensa celebrada el pasado martes, Brown fue contundente: "Quiero que esta gente vuelva a trabajar", dijo en su residencia de Downing Street. Calificó de "inaceptable" el comportamiento de los huelguistas y reclamó un rápido acuerdo entre dirección y sindicatos. Por ahora, su intermediación no ha dado resultados.

Royal Mail ha ofrecido a sus trabajadores una subida de sueldo del 6,9% en dos años, si aceptan una mayor flexibilidad laboral. El sindicato CWU teme que esa flexibilidad suponga, a medio plazo, el despido de 40.000 trabajadores. También existen discrepancias sobre el futuro del déficit de pensiones de 4.000 millones de libras (5.760 millones de euros) que arrastra la empresa. El grupo público recoge, procesa y entrega alrededor de 84 millones de cartas y paquetes cada día. Cuenta con 14.300 oficinas en Reino Unido, factura alrededor de 4.500 millones de libras y, en su último ejercicio, logró un beneficio neto de 355 millones de libras.

Algunos defectos de los 'toreros' de Royal Mail
Según la dirección de Royal Mail, éstas son algunas "prácticas españolas" de sus empleados:
1) Si el cartero concluye sus entregas antes del fin de la jornada, se entretiene hasta que llega el momento de marchar a casa.

2) Los trabajadores piden una paga extra en Navidad, aunque el volumen de trabajo no exija el desempeño de horas adicionales.

3) Petición de una compensación por uso del vehículo particular, aunque no se utilice realmente.

4) Descansos habituales para comida, café y recados personales.

5) Exigencia de días libres cuando un compañero falta al trabajo.

El cartero no llama ni una vez
El mítico Royal Mail, que emplea a 193.000 trabajadores y es famoso por su rigurosa puntualidad, afronta un duro conflicto laboral que ha dejado en vilo a sus 28 millones de clientes. Después de varios paros intermitentes iniciados la semana pasada, los sindicatos han dado una tregua en busca del acuerdo. Si éste no llega, habrá huelga a partir del próximo lunes.

Anonymous said...

Pues yo prefiero las "practicas españolas" a las "practicas britanicas"

1ª Beberse todo el vino que haya en el Lidl de tu barrio.
2ª Beberse toda la cerveza del Lidl de tu barrio. (Pasaros por un Lidl y veréis sus compras)
3ª ¿Comer a las 12? ¿Cenar a las 5?
4ª Repetir 1 y 2
5ª Reventar estadios de fútbol. (Ver cualquier partido de champions, con equipo inglés)
6ª Recorrer Europa medio borrachos, para montar broncas por donde van y después tener aires de Lores y Ladys. (Ver cualquier partido de champions, con equipo inglés)
7ª DEJAR A SUS HIJOS SOLOS EN CASA SIN VIGILANCIA, MIENTRAS SE PONEN CIEGOS EN UN RESTAURANTE. (Matrimonio MCcan).
8ª Venir a España a gorronear de la SS porque en su país no les operan o porque no pueden pagarla.
9ª Lavarse poco o nada.
10ªLimpiar la casa lo minimo posible, para que la peste a pies y a sudor se conserve en su interior

carpediem said...

Yo vivo, estudio y trabajo en UK, y para vagos solo se tienen que mirar a ellos mismos. Si estan apunto de descubrir algo importante y es la hora de irse pues no se lo piensan dos veces dejan todo tirado y se van, manana seguiran. En mi curro es un puto descontrol. Trabajo en un Hospital NHS ( la sanidad publica) El ambiente de trabajo es muy desahogado. Se hace lo justo y necesario, no se matan y 1 hora antes de salir si han terminado todo se van o se duermen una siesta (Asi como os lo cuento).
Luego en la Uni es algo muy por el estilo, hacen lo justo y necesario para pasar. Odio los trabajos en grupos ya que son unos vagos. Hacen todo corriendo y mal para obtener la nota justa.
Eso en mis trabajos en Espana no lo he visto en la vida. En espana se trabaja muy duro y se gana poco proporcionalmente. La gente Espanola que viene a vivir una temporada por aqui lo flipan cuando ven la manera tan desahogada con la que trabaja la gente de aqui. En conclusion diriamos que si tuvieran que trabajar en Espana, estaban en la jodida calle en menos del primer mes

Aleksu said...

Dear Colin, this has to be the first "intelligent" thing I read at your blog:

My own view is that this is sort of thing is a relic from a previous age. But, that said, I doubt it’s going to disappear from the Spanish scene for a while.

Now, the PP is right-off-centre? Please, if you go more to the right than the PP you can fall of the edge!

Anonymous said...

¡Viva España!